Obras de teatro griegas

LA TRAGEDIA

ESQUILO (525-456 A.C)

Es considerado el creador de la tragedia griega. Se inspiró en los temas de la mitología: solo en una de sus tragedias lleva a la escenas otros acontecimientos: Los Persas, que tiene como asunto la derrota sufrida por éstos en las Guerras Médicas. Sus personajes son dioses que encarnan pasiones tormentosas, seres sobrehumanos dominados por una fuerza irresistible, la “Fatalidad”; que los arrastra a cometer crimen tras crimen. Hablan un lenguaje sonoro, grandilocuente, cargado de metáforas; pero la fuerza trágica de las escenas impresiona y entusiasma a los oyentes.

Obras:

Los Persas, Los Siete contra Tebas, Agamenón, Las Coéfóras etc.

SOFOCLES (496-406 A.C)

Aunque la religión y la moral siguieron siendo los principales temas dramáticos; la voluntad, las desiciones y el destino de los individuos pasaron a ocupar el centro de interés de la tragedia griega. A Sófocles le interesa presentar los sufrimientos, por los que deben pasar los hombres expuestos por el destino a situaciones extremas.

Obras:

Antígona, Edipo Rey, Filoctetes, Electra, Ajax etc.

EURIPIDES(480-406 A.C)

Se dedica por entero a pintar los dramas de la vida real; los problemas y las pasiones que agitan a sus contemporáneos atenienses, y en sus labios pone entonces reflexciones morales y filosóficas. La acción de los actores es lo principal; y el coro se limita a presentar, a manera de introducción, un monólogo explicativo.

Obras:
Alcestis, Medea, Las Heráclidas, Hipólito, Andrómaca, Las Troyanas, Orestes, Las Suplicantes etc.

LA COMEDIA
La Comedia griega es una pieza destinada a divertir al público. Para ello se exhibe a los hombres en caricatura; se presentan escenas grotescas, situaciones que por absurdas, mueven a la risa.

ARISTOFANES(445-385 A.C)

Es el más celebrado autor de este género. Hizo una sátira de cuanto le rodeaba: de algunos personajes atenienses, de los litigios interminables ante los tribunales, de las tendencias demagógicas e imperialísta, de la sutileza de los sofistas y de otras características de su tiempo. El público gustaba de él y festejaba tanto la farsa grosera, como la fantasía creadora de su extraordinario ingenio. Famoso por su conservadurismo. Prefería la monarquía a la democracia, y las ideas filosóficas y teológicas establecidas, a las nuevas ideas de los sofistas.

Obras:

Lisístrata (su obra más famosa), Los Caballeros, Las Nubes, La Paz, Los Pájaros, Las Ranas, La Asamblea de las Mujeres, Las Avispas, Las Acamienses, Tesmoforias etc.

Todos ellos escribieron en Atenas, durante el transcurso del siglo V a.C. Su producción fue abundantísima, pasando a veces del centenar de obras; y aunque sólo se ha salvado una mínima parte, sus magníficas cualidades literarias han colocado a aquellos poetas entre los dramaturgos más insignes de todos los tiempos.

El teatro griego pasó a Roma y luego se extendió a todo Occidente. La influencia de los mencionados autores fue enorme en ese desarrollo ulterior, especialmente la de Eurípides, dada la naturaleza universalmente humana de los asuntos que le sirvieron de tema.

Anuncios